Buscar este blog

miércoles, 28 de junio de 2017

80-12.-DE MARDITA PASSIÓ A MARDITA

   Cuando Antonio Sánchez Ruiz “Nono” y José Ruiz Álvarez “Joe” se volvieron a reencontrar en Úbeda después de su respectivos servicios militares en el año 1986, pensaron retomar su aventura musical, sus antiguos compañeros Antonio Aguilera y Jorge Chamorro “el sevillano” ya no vivían en Úbeda, tuvieron que buscar nuevos compañeros; encontraron a un joven batería, Leopoldo Morales “Leo Drummer”.

   El grupo quedó formado por Joe al bajo, Leo a la batería, y Nono que cambió el teclado por la guitarra. El cambio de instrumento se debió al cambio temático de su música, abandonaron el pop-tecno-siniestro de Fracción Suicida por un sonido más americano y guitarrero, que era la tendencia del momento, inspirándose en grupos como La frontera o La granja, con toques de rockabilly y el sonido rock latino de Los Coyotes  y Gabinete Caligari.

     Con este nuevo estilo Nono compuso nuevas canciones como Fuerte viento o En las minas de carbón; del repertorio de Fracción Suicida  apenas rescataron Asesinato en primer grado como concesión a sus antiguos fans.

   Para el nombre Nono se inspiró en algunas canciones del rock latino que describían crímenes pasionales encontrando el gran hallazgo de “Maldita pasión” y para darle un toque más autóctono, lo tradujeron al andaluz como MARDITA PASSIÓ, aunque en su música no hubiera ni una sola inspiración andaluza.

   Gracias a algunos contactos familiares en la Universidad de Granada, consiguieron una primera actuación teloneando  a Que no nos llamen Belén Belén, grupo granadino, del que algunos componentes formaron posteriormente La Guardia.

   Leo abandonó el grupo para fundar con su pandilla Residuos Eclesiásticos, el grupo punk ubetense, un estilo que le gustaba más.  El batería Félix Marín estaba sin grupo desde la disolución de Investigaciones Parker, se unió al proyecto e incorporaron a Paco Luís Martos un guitarrista, nuevo en el panorama de la música ubetense.

  Con esta nueva formación empezaron a actuar por el, ya establecido, circuito de los disco-bares de Úbeda: Okinawa, Yuyu, Terraza Ibiza y Terraza Tanga, que como en el Yuyu, también programaban las actuaciones, Joe con su hermano Honky.

   Para el 87 se organizaba el primer festival Lagarto Rock en Jaén capital, Pepe Yerpes, desde su programa Efectos Especiales en Radio Úbeda, mandó maquetas del grupo para su inscripción, pero la organización no los aceptó alegando que ya tenían un grupo de estilo rockabilly, y era verdad que un grupo de Jaén participó en ese estilo, pero tenía una calidad deplorable. Los capitalinos se vengaban de la delantera que tomó Úbeda con la organización de la Semana Pop, en las mismas barbas de Pepe.

   En el año 88 Tony López Granero “Knofler” había dejado Cita en Negro y estaba en la orquesta de baile Época NuevaNono se fijó en él porque era el mejor guitarrista que funcionaba por Úbeda y ni él ni Paco Luís podían hacer un solo de guitarra decente. Con la incorporación de Tony el grupo no solo ganaba un gran guitarrista, también un gran compositor y cantante. Paco Luís no se quedó sin grupo se incorporó a Cita en Negro por lo que se puede decir que hubo un trueque.

   A partir de entonces casi todas las canciones eran compuestas por Nono y Tony, lo que supuso un alejamiento del rockabilly para llegar a un pop-rock más ecléctico, con referencias de clásicos del rock español como Tequila. Consiguieron, a base de ensayar muchas horas diarias, un sonido y una profesionalidad que no se había visto en Úbeda, en rock, desde la época del grupo Droga.

   Su primer gran concierto llegó, en la caseta municipal  de la feria de Úbeda, en septiembre del 89. Tocaron con el mismo equipo y en el mismo escenario donde el día anterior habían actuado Loquillo y los Trogloditas. Para entonces ya tenían en su repertorio un gran blues llamado Dinamita donde Tony podía desarrollar su guitarra, y una canción compuesta solo por Nono llamada Manolo el gafas que dedicaba a su amigo Manolo Kolikos, compañero en la aventura de la radio. En ese concierto fueron acompañados al teclado en algunas canciones, por María Jesús Sánchez Ruiz, hermana mayor de Nono.

Joe, félix, Nono y Toni _foto: Cecilio Aguilera
                                                                          

   Ese mismo año, se hizo justicia y quedaron ganadores del Lagarto Rock. El premio consistió en la grabación de un maxisingle   de 4 canciones donde incluyeron Tus problemasPágameManolo el gafas y Mi barrio; para Tus problemas contaron con la colaboración de su antiguo compañero Antonio Aguilera como armonicista.

   A partir del premio, la distribución del disco por las emisoras de la provincia y su actuación en el programa  de televisión FANCINE de Canal Sur, donde tocaron Dinamita y Manolo El Gafas; empezaron a girar y a ganar dinero por la provincia y alrededores.

   Teloneraron a No me pises que llevo chanclas en su gira Agropop por las provincias de Jaén y Granada, también tocaron con Lagartija Nick e Immaculate Foolls, se hicieron un nombre de prestigio en toda Andalucía, en estas giras además del grupo y María Jesús, contaban con dos chicas mas para los coros Chari (también hermana de Nono) y Loles.

    Dieron el salto a Madrid donde actuaron en el programa matinal infantil de TVE Cajón de Sastre, y pasaron por Radio 3. Los entrevistó Jesús Ordovas en el Diario Pop y Juan de Pablos, para Flor de Pasión, que se entusiasmó con el nombre del grupo. Les preguntó si se habían inspirado en su programa, a lo que amablemente contestaron que si.

   Joaquín Sabina los invitó a que asistieran a una sesión de grabación de su disco de 1990 Mentiras Piadosas, en el estudio grabaron una maqueta que Joaquín recomendó a los ejecutivos de Ariola, aunque no fueron tenidos en cuenta.

 En el año 1992 Joe dejó el grupo, por tener que atender sus aventuras empresariales, entro para tocar el bajo Ramón García. El nombre del grupo se fue afianzando en todo el territorio nacional y llegaron a actuar en la sala King Creole de Madrid. Grabaron un disco en directo llamado Rock Animal, pero la grabación no llegó a editarse porque la compañía fue absorbida por otra más grande que desestimó el proyecto del LP. Aún así, salio el single que fue disco rojo en los 40 Principales.



Caratula CD con Ramón, Nono, Félix y Tony

    Por fin, en enero del 93, pudieron grabar su LP y CD para la independiente Oasis, como resultado de ganar el primer premio del festival de rock de Linares. El disco contiene 11 canciones compuestas por Nono y Tony de las que destacan ¿Por qué luchamos?Mañana pequeña fumando, la muy tequilera Nena y un gran blues llamado El sentido de la vida, que fue el nombre genérico que le dieron al disco. No quedaron muy contentos con el resultado poco potente de la grabación, que no reproducía fielmente sus magníficos directos. Solo se editaron 1500 copias, de todas formas su prestigio como gran grupo de directo les mantuvo en la carretera hasta el 96. Una de  las carreras más largas e importantes que haya conocido un grupo ubetense.

  Se pueden encontrar grabaciones de MARDITA PASSIÓ  en youtube de las siguientes canciones: Dinamita,  Manolo el gafas¿Por qué luchamos?Mañana pequeña fumandoNena El sentido de la vida.
   
    
   Se volvieron a reunir para el concierto homenaje de ganadores del Lagarto Rock en Jaén en octubre del 2012. Para ese concierto, Nono intentó concertar al máximo de miembros durante toda la trayectoria del grupo. Lamentablemente nadie pudo contactar con Tony López (que se supone vive en Madrid), así que se encontraron con dos bajistas y ningún guitarra solista. Para el bajo, Joe Ruiz y Ramón García se turnaron tocando dos canciones cada uno. El asunto de la guitarra solista se solucionó incorporando a un nuevo miembro, José Luis Rodríquez, que provenía de Alas de Morsa, el último grupo en que participó Joe con gente más joven y más preparada, como demuestran ser la nuevas generaciones. También ayudó en los coros Mamen, la cantante de este grupo. Incluso contaron con la colaboración de Fernando Martínez Gófer, el que fuera bajista de Manhatan Sur y Cita en negro, que subió al escenario a tocar la guitarra en una canción.

   Tanto satisfizo a NonoJoe Felix la experiencia del Lagarto Rock, que pensaron en retomar el trabajo casi 20 años después. Se encontraban en esa segunda juventud que se produce en la cincuentena, cuando se tienen a los hijos criados. Y tanto impresionó la capacidad técnica y el depurado estilo de José Luis, que no dudaron en incorporarlo al nuevo grupo.


LOS CERROS SOUND 2016. Foto: Alberto Román.
   Nono empezó a componer nuevos temas, en su reconocible y tradicional estilo, pero  más adulto y reposado. Su voz no ha mermado ni un ápice y su nuevo fraseo le da a las canciones una grandeza especial. Las letras dejan de usar las generalidades de los temas juveniles y se adentran en sus experiencias personales; como en Tienes un ángel, dedicada a su hija; o No somos nadie, a un hermano fallecido; sobre el actual drama de los refugiados, Todo lo que tengo. Revisaron antiguos éxitos como: Fuerte vientoSolo quiero verte llorar¿Por que luchamos?, Mañana pequeña fumando y sus dos grandes blues: Dinamita El sentido de la vida, donde el pellizco de Tony “Knofler” es sustituido por la técnica depurada de José Luis.

   Durante los ensayos y montaje de las canciones, Nono echaba de menos ese sonido de gran banda de rock con el que todo grupo veterano actual suele girar y se imaginaba sus canciones arropadas por metales. En un encuentro casual con la Banda Municipal Ubetense, le indicó al director que le recomendara músicos para un trío de metales. El trío quedo establecido con Roque Villar al saxo, Sine Villar a la trompeta y Pablo Vilches al trombón.


Nuevo disco

 Con esta formación debutaron en la plaza de toros en el festival Los Cerros Sound de Úbeda 2015, teloneando a Supersubmarina. En la misma dentro de una carpa, telonearon en Navidad a Burning, cuyo líder, Jhonny Cifuentes dijo: "Me ha molado el grupo que ha tocado antes, que no recuerdo su nombre; el futuro del rock and roll está garantizado". 

   Con el nuevo material pensaron en grabar un disco. Utilizaron el sistema de mecenazgo crowdfunding, en el que participaron todos sus fans amigos ubetenses. El disco se grabó en los estudios ubetenses Bomtrak Records de David Fidel Castro, que se incorporó al grupo ayudando en los teclados. Se grabaron todas sus nuevas canciones junto a las clásicas ¿Por que luchamos? Dinamita blues. Se llamó Sin miedo al horizonte, como la más original de sus nuevas canciones. Para la grabación se plantearon cambiarse el nombre por el más sencillo de MARDITA, pues el hecho de no contar con Tony, que tan importante fue para ellos, les hizo comprender que se encontraban en un nuevo proyecto.


    En el tema más desenfadado del disco Que te vaya bien, invitaron a sus más leales fans y amigos a hacer los coros; Alberto Román "Petos", Antonio García LorenteMelchor Martínez y Pablo Martinez "Tito"; corean con mucha retranca: "Espero que te vaya bien"; en donde se despide a una "ex" civilizadamente.


LOS CERROS SOUND 2016. Foto: Fernando Fernadez Mata.
  Con el disco en la calle fueron presentándolo en pequeñas salas como La Beltraneja de Úbeda y Café Central de Baeza, y volvieron al Los Cerros Sound de 2016, esta vez teloneando a Loquillo. Para un concierto tan importante contaron con David F. Castro en los teclados y con la colaboración especial de su antiguo colega de Fracción Suicida,  Antonio Aguilera, que volvió a meter su armónica en 4 temas, luciéndose especialmente en los dos blues: Dinamita El sentido de la vidaAntonio está entre los mejores armonicistas de blues de la zona de Granada.

   La idea del grupo es contar con toda la formación posible de ese último concierto para los nuevos compromisos que puedan tener, e intentar llevar su disco y sus canciones lo más lejos posible en el espacio y el tiempo.


   Enlace a YouTube del concierto de Mardita en Los Cerros Sound Festival 2016


    Escrito por: Cecilio Aguilera Nieto.


  

martes, 10 de diciembre de 2013

DESPEDIDA Y AGRADECIMIENTOS.-


Cuando empezamos a redactar los capítulos de este blog, nuestro objetivo era recordar aquellos maravillosos años de nuestra juventud. Nos dimos cuenta de que la mayoría de las actividades de los jóvenes de aquella época no estaban registradas en ningún medio de comunicación ni archivo de ningún tipo. Y como la memoria es frágil corría el peligro de que se perdieran para siempre.

También hemos hecho una labor de recopilación de grabaciones, rescatadas de cintas de cassette, que han sido digitalizadas y expuestas al público en el magnífico portal Youtube.

Es una pena que no existan grabaciones de algunos grupos como Camino de Santiago, Droga, Menfis o The Brown Alle.  También es difícil encontrar fotografías de los actos con una mínima calidad, lo que nos da una idea de la precariedad de medios con la que contaban los protagonistas de las iniciativas que relatamos. No en  todas las casas había cámaras de fotos ni magnetofones (grabadoras en los 70). Aún así no desesperamos de encontrar grabaciones y fotografías que se incluirán conforme vayan apareciendo.

Si repasamos los capítulos uno a uno se puede observar la evolución histórica de Úbeda que es fiel reflejo de la de España, con la Transición como denominador común de todas las actividades realizadas.

Algunos amigos nos han pedido que sigamos contando estas historias hasta la actualidad, pero ninguno de los redactores vivimos actualmente en Úbeda y no conocemos lo que se mueve en la ciudad, que debe ser mucho y bueno, según las referencias que tenemos por las redes sociales. Además pensamos que la historia  debe escribirse desde dentro, y nosotros ya adultos y con obligaciones profesionales, participamos de las movidas culturales como meros espectadores.

Confiamos en el blog “unporrondemusica” de Alberto Román Vilches para actualizar la historia de la música ubetense. Aunque en la actualidad no faltan grabaciones, imágenes ni registros de todo lo que acontece. Gracias a las redes sociales no falta información de nada, quizá sea el exceso el problema actual, que hace que el receptor interesado no pueda abarcar todo lo que se le propone.

Antes de dar por cerrado este blog queremos agradecer a toda la gente que con paciencia, nos ha atendido, han rascado en su memoria y han rebuscado en sus cajones o en sus discos duros para encontrar el material necesario para la realización de este documento.

Gracias a:

Paco Moreno, Juan Herrera, José Luís Barella, Mariano Moreno, Antonio Sierra, Julio Barthe, Mónica Doña, Nines López Salas, Eduardo Perales, Paqui Cobo, Domingo Gómez, José Rodríguez, Pepe Fuentes, Jerónimo Maesso, Pedro Cortés, Monchi Gómez Rojas, José Manuel Mercado, Luís Juan Ordóñez, Paco Castro “Chinarrale”, Antonio Aguilera, Encarna Martínez, Pepe Yerpes, Manolo Berlanga, Paco Vilches, Agustín Cabrera, Alberto Román, Félix Marín, José Ruiz “Joe”, Juan Pedro Vilches, Justo Doña, Nicolás de la Torre, Gregorio Camprubí y José Mari Crespo.

También queremos agradecer la contribución con trabajo y soporte técnico de:

Encarna Martínez Lechuga, Domingo Gómez Leiva, Antonio Aguilera Nieto, Rubén Alberto Aguilera Nieto, Javier Acedo Andrés, Fausto Antonio Aguilera Campos y Cecilia Aguilera Campos.

Agradecimiento especial a María Dolores Campos Criado, que en cada capítulo, recordaba lo más importante.

Y agradecer a todos los seguidores, de los que hemos notado su aliento y su cariño. Gracias a todos.

 Escrito por: Cecilio Aguilera Nieto.

Cecilio Aguilera Nieto en 1979


Cualquier tiempo pasado fue peor, somos más felices ahora” (Sabina y amigos)
“Si somos más felices ahora es porque tuvimos una juventud maravillosa” (Comentario del blog)

domingo, 3 de noviembre de 2013

70-02.- GRUPO ALBERCA. TEATRO ALTERNATIVO.-

    Corría el curso 1973-74 cuando coincidieron en el Instituto San Juan de la Cruz  para cursar Bachiller Superior alumnos de los colegios religiosos Los Salesianos y la SAFA. En los dos centros imperaba el espíritu postconciliar y se impulsaban actividades como la música o el teatro que sobre todo en la SAFA donde los alumnos de Magisterio representaban obras en su magnífico salón de actos.

   Cuando estos muchachos se fueron conociendo y conectando en comunes inquietudes pensaron que estaría bien representar “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry, una obra que contaba a partes iguales con crítica social y surrealismo naif. Fueron dirigidos por un profesor de literatura del Instituto Antonio Bueno. La adaptación del pequeño cuento a lenguaje teatral corrió a cargo de Antonio Muñoz Molina. De la parte técnica de iluminación y sonido se encargó José Luís Cañas, profesor de electrónica de la SAFA, y el resto de personal lo formaban: Antonio Sierra, Mariano Moreno, Juan José Pineda, Jerónimo Sánchez, Francisco Javier Rollán “Kiko”, María Blanca Rollán, Juan Martínez, Rosa Molina, Julio Barthe, Cristóbal Medina, Asunción Torres, Vicente Miguel Ruiz, Alejandro Lara, Miguel Berlanga, y Antonio Vico. Por supuesto que no todos aparecieron como actores en la obra; pero todos se implicaron en su realización; decorados, vestuario, cartelería etc. Como necesitaban que un niño hiciera de principito, encontraron a un pequeño genio de 8 años llamado Paco Berlanga, primo de Miguel Berlanga.



  Para poder actuar en público se tuvieron que inscribir como grupo amateur de teatro en el registro del Ministerio de Información y Turismo por lo que necesitaban un nombre. Encontraron el nombre en una corrala de gitanos que había en el barrio bajo de de Úbeda llamada “La casa de la alberca” donde sus inquilinos vivían en unas condiciones lamentables. Llamarse “Grupo Alberca” era una reivindicación contra la marginación y una autoafirmación andaluza y popular, al utilizar una palabra de clara raíz árabe relacionada con la actividad hortícola.

Su base la establecieron en el sótano de la gran casa en la calle Nueva de los hermanos Rollán, Kiko y Mari Blanca. Allí se preparaban las obras, guardaban los vestuarios y materiales, aparte de reunirse para todo tipo de actividades, por ejemplo, Kiko Rollán cantaba acompañándose con la guitarra canción sudamericana.  Posteriormente los ensayos se realizaban en un salón de actos antiguo en la parte baja de la SAFA.

   Por aquellos años el teatro estaba dominado por las obras comerciales e intrascendentes de autores como Alfonso Paso y los consabidos clásicos como “El Tenorio” en el día de los difuntos. Como reacción, los jóvenes “progres” optaron por obras de crítica social y nuevos lenguajes que incluían el mimo, la música y todo tipo de experimentaciones. También cambiaron la organización económica, en lugar de que un empresario contratara a toda la compañía, el nuevo concepto era el “grupo de teatro” donde todos los miembros eran una cooperativa autogestionaria, aunque contara con un director. Así surgieron grupos por toda España como los barceloneses Els Juglars y Els comediants; los madrileños Tábano y los sevillanos La Cuadra. Grupos que aparecieron a finales de los 60 y principios de los 70, de los cuales nuestros muchachos tenían referencias, también tenían su espíritu comunal, aunque ninguna pretensión económica.

  Después del debut de “El principito” en el salón de actos de la SAFA, actuaron en el salón de actos del Colegio de Peritos de Jaén y en el Instituto de Úbeda.

   Para el curso 74-75 Montaron la obra “El retablo de el flautista” del catalán Jordi Teixidór, dirigida por los miembros del grupo asesorados por Antonio Bueno. Esta obra  está basada en el cuento infantil “El flautista de Hamelin” donde los habitantes de Pimburgo sufren la consabida invasión de ratas, pero que solo atacan a los más desfavorecidos y el autor aprovecha para instruir a los ciudadanos a rebelarse ante situaciones injustas. En esta obra si pueden participar todos, pues tiene gran riqueza de personajes. También la estrenaron en la SAFA y la llevaron a la Casa de la Cultura de Jodar.

    El dinamismo de la obra hizo que se adaptara bien a teatro de calle, tipo “Els Comediant” así que improvisaron un pasacalles con las escenas de “El retablo” en la vecina aldea de El Mármol, donde los actores se divirtieron mucho y entusiasmaron a un público rural que nunca había tenido la oportunidad de ver un espectáculo teatral.

   Como ya tenían un prestigio a nivel provincial organizaron la “Semana Teatral de  Úbeda” en el salón de actos del Instituto, a la cual invitaron a grupos de otras localidades de la provincia y a grupos ocasionales que se iban formando en la ciudad, algunos con la participación de miembros de Alberca, por ejemplo, Antonio Sierra tenía que actuar en otra obra del Instituto también dirigida por Antonio Bueno.

   Alberca iba a representar su dos espectáculos empezaban la Semana con “El principito” y cerraban con “El retablo”. Cuando la primera representación estaba preparada con los actores vestidos y el público en la sala, se presentaron tres policías secretas suspendiendo el acto y toda la Semana. Los miembros del grupo demostraron su enfado marcando con rotulador en todos los carteles de la Semana la inscripción “Suspendido por los de siempre”.

   Entre las inquietudes de la época se encontraban los temas de la psiquiatría y la psicología. Y el grupo, permeable a todas las tendencias ambientales, organizó para todos sus miembros unos llamados “Maratones Psicológicos”, una terapia de grupo  coordinada por el Doctor Carlos Castilla del Pino, un neurólogo y psiquiatra muy prestigioso de filiación comunista, como algunos de los miembros del grupo. El maratón de casi tres días de duración supuso la aparición de todos los fantasmas, envidias, piques, conspiraciones y traiciones que todo grupo guarda en su interior. Por lo que quedó algo de mal rollo entre algunos de sus miembros.

    Aparte de la dispersión por servicio militar, estudios en la universidad y trabajos que hizo que algunos se marcharan de Úbeda. Los que se quedaron no lograron mantener el entusiasmo y el grupo se disolvió con solo el bagaje de dos obras realizadas.

  
Escrito por: Cecilio Aguilera Nieto.





lunes, 7 de octubre de 2013

90-01.- LA MALA VIDA.

El objetivo con el que se empezó este blog era recuperar del olvido todos los movimientos interesantes de la juventud creativa de los años 70 y 80 en Úbeda, pero con este capítulo haremos una excepción y nos ocuparemos del grupo de rock nacido en 1990 LA MALA VIDA. Se incluye por dos motivos: primero, por su importancia como grupo puente entre dos décadas y segundo por el nulo recuerdo que tienen los ubetenses del mismo por culpa de su efímera vida.

Tras la disolución de Trama de Contacto, Juan Pedro Vilches  y Esteban “El Pulpi” se quedaron en Úbeda con ganas de tocar. Agustín Cabrera ya trabajaba cerca de la ciudad por lo que podía volver a juntarse con su viejo compañero de La Licencia y Anuncios Breves. El tándem Agustín - Juan Pedro volvía a funcionar.

Sesiones de grabación en "La faraona"
Ficharon a nuevos músicos más jóvenes: Diego J. García para la guitarra rítmica y Ramón Román como cantante y armonicista. Ramón es un tipo muy creativo, que también es artista plástico, por su gran presencia y personalidad se le apodó “El Ganso”.

Se juntaron en un cortijo de la recta de La Torre (Torreperogil) que anteriormente había alojado a un burdel llamado La Faraona. Allí coincidieron con otros grupos: Los Pipirranas, Los Wilson y Los Residuos. Y como siempre la interrelación y camaradería de unos grupos con otros hace que se puedan intercambiar músicos en caso de necesidad.

En ese extraño y aislado local empiezan Agustín y Juan Pedro a componer sus nuevos temas. Para comprender el original sonido de LA MALA VIDA hay que tener en cuenta sus antecedentes. La versión que La Licencia hacía de “Como un huracán” de Neil Young, en las voces de Agustín y Juan Pedro sonaba a “rumba” con la aguda guitarra de Young. Pues bien, ese fue el camino que tomaron. También en la última época de Trama de Contacto, con el liderazgo de los argentinos, habían impregnado de ritmos latinos su sonido. Con todas esas influencias y la nueva voz de “El Ganso” crearon un rock-andaluz-latino-reggae y se adelantaron casi una década a ese movimiento del nuevo siglo que encabezaron grupos como Macaco, Chambao, Amparanoia o Manu Chao.

Agustín y "El Ganso"
De La Licencia recuperaron “Cuento infantil” y “Algo habrá que hacer”, pero tan transformadas al nuevo estilo que resultan casi irreconocibles incluso con adaptaciones de las letras. También recuperaron de Trama de Contacto el tema “Desde lo alto“.

Grabaron una cinta con todas sus canciones para la preselección del Lagarto Rock de Jaén. Poco antes de la grabación “El Pulpi” abandonó el grupo, por culpa de un accidente laboral y fue sustituido por el batería de Los Residuos Leo Drummer. La grabación la realizaron Paco y Pochi Vilches, hermanos de Juan Pedro, con sus equipos de TUA PRO; ya había medios para hacer grabaciones decentes en la ciudad. De esa cinta posteriormente se hizo un CD, llamado "Canciones encontradas", que se distribuyó entre amigos.

Entrada del concierto suspendido

Las grabaciones se promocionaron en Radio Úbeda y se apalabró una actuación en el pub Dime de Úbeda el día 11 de mayo de 1991. Con todo preparado, carteles, entradas etc. la actuación no se llegó a celebrar. El grupo se disolvió dos días antes por razones inexplicables.

   Los componentes formaron parte del pujante rock ubetense de los 90: “El Ganso” y Juan Pedro pasaron a la segunda formación del gran grupo Opinión Pública, ganadores del Lagarto 94, donde continuaron con el camino iniciado cogiendo también alguna influencia de El Último de la Fila. Diego fundo Los Hormigones, también ganadores del Lagarto 95.

Portada CD

Cotraportada CD



















   Y Agustín formó un grupo de blues-rock en el año 2000 llamado King Culebra, con Pedro de Dios, actual líder de Guadalupe Plata. King Culebra grabó un CD de versiones del género y participaron en un concierto homenaje a Jimi Hendrix en la Plaza de Toros de Úbeda el 13 de Julio del año 2000, donde Agustín explotó como uno de los mejores guitarristas ubetenses de todos los tiempos.También actuaron, en La Tetería, El Villacañas, El Dylan de Torreperogil, en Santo Tomé y en Albanchez de Mágina.

   Escrito por: Cecilio Aguilera Nieto.

   Enlaces a youtube de las siguientes canciones de La Mala Vida: "Desnuda te quiero ver", "El perdedor", "Las Bahamas", "Llueve y yo mojándome", "Desde lo alto", "Tren de cáñamo", "Cuento infantil", "Me sobra to" y "Algo habrá que hacer".

   Enlaces a youtube de las siguientes canciones de King Culebra: "Dirty Pool", "Little Wing", "Pride and Joy", "Thrill Is Gone", "Meet Me In The Morning", "Wanna Go" y "Love Struck Baby".


Portada CD

Cotraportada CD
  


sábado, 14 de septiembre de 2013

80-14.- EXPLOSIÓN PICTÓRICA. LA EXPOSICIÓN COLECTIVA “ÚBEDA ABIERTA”.



   Ya a finales de los años 70 llamaba la atención en Úbeda una pandilla de amigos por su planteamiento estético, eran los más modernos, habían dejado atrás la imagen progre y habían abrazado la moda de la nueva ola londinense y neoyorquina en su versión más elegante, con americanas y pajaritas incluidas. Siempre se movían por las terrazas de la Plaza Vieja y eran asiduos de los disco-bares de la movida, por lo que tuvieron influencia en la modernización de los jóvenes de los 80.


    Andaban por alrededor de los 26 años, habían terminado sus estudios y se estaban instalando en Úbeda. Tres de ellos tenían la carrera de Bellas Artes y habían conseguido plaza de profesores de plástica en la Escuela de Artes y Oficios o institutos de la zona. Eran Antonio Camprubí, Antonio Lechuga y Nicolás de la Torre.


   A mediados de los 70 Nicolás de la Torre, con el diseñador Juan de la Cruz, crearon un estudio al que llamaron GALGERIA FINA. Entre sus obras se encuentra el logotipo de la asociación cultural AZNAITIN. También a Nicolás le fue encargado un fresco para el más importante disco-bar de la movida de los 80 “El Yuyu”.


    También recordaremos a dos jóvenes artistas plásticos, Blas Quesada y José María Crespo, estudiantes del instituto, que con una estética totalmente distinta formaron el colectivo artístico "TRABAJOS NOCTURNOS". Formaban parte de la onda siniestra after-punk. Entre sus obras contaban con cuentos de terror grabados para RADIO KÓLICOS y unas pequeñas esculturas, con forma de ataúdes, que vendían disfrazados de vampiros, con Blas tocando el violín, durante la  Semana Santa y la feria; una auténtica performance, que incluso llevaron a Madrid donde vendieron sus ataúdes en la misma puerta del Rockola. Podemos considerar como la última gran obra de estos dos creativos, la creación en los años 90, de la actual BANDA DE ROMANOS DE LA HUMILDAD; todo un alarde plástico, estético y sensitivo.


Cartel anunciador.
   A mediados de los años 80 la cantidad de gente joven que pintaba en Úbeda no tenía precedentes, muchos eran alumnos en la Escuela de Artes y Oficios donde ejercían de profesores Antonio Camprubí y Nicolás de la Torre. Conversando sobre el tema dos alumnos, el joven Blas Quesada y el veterano Justo Doña decidieron emprender las gestiones necesarias para organizar una amplia exposición colectiva en la ciudad. Se lo comunicaron a los profesores de la Escuela y la noticia se difundió rápidamente por entro contando con la implicación de  Domingo Molina, el director.


    Informado Pepe Yerpes, que trabajaba en Radio Úbeda y era el impulsor de la SEMANA POP, habló con el alcalde Arsenio Moreno Mendoza, que pidió una entrevista con los promotores. El alcalde dio su apoyo institucional, erigiéndose así el Ayuntamiento en promotor de la Exposición Colectiva. Se habilitó un portal inferior y el amplio semisótano contiguo al Palacio Vázquez de Molina.

   Además del personal de la Escuela de Artes, fue invitándose, por medio de visitas personales, a todos los artistas plásticos de la ciudad. Cada artista participaría con una obra. La lista de los artistas participantes quedó como sigue: Alonso, Bartolomé Alvarado, Antonio Camprubí, Antonio Espadas Carrasco, Antonio Espadas Salido, Antonio Lechuga,  Baltasar Raya, Blas Quesada, Cinta Castillo, Domingo Molina, Emilio Sánchez, Francisco Castro, Francisco Galvez, Gregorio Camprubí, Isabel Collado, Isabel Cruz, Jesús Carlos Lara, José Dueñas, José Manuel Gil, José María Crespo, José María Hurtado, José Rodríguez, José Yerpes, Justo Doña, Marcelo Góngora, Matías Crespo, Mercedes García, Miguel Clementson, Millán Toral, Nicolas de la Torre, Francisco Villacañas “Tito”, Pedro Rubio, Pilar Osma, Ramón Lopez, Rubén Villagrasa y Víctor Pérez. Como se ve, una amplia representación de la sociedad ubetense con algunos ilustres veteranos, ya consagrados, como Góngora o el escultor y ceramista “Tito”.



Cartel anunciador de Nicolás de la Torre.
Monotipo linóleo sobre pliego de cartulina.


   Nicolás de la Torre dio nombre a la exposición: Úbeda Abierta y se hizo cargo del folleto de presentación de la misma, realizado mediante fotocopias sobre papel estucado, de un diseño original, escrito, en parte a máquina, en parte a mano alzada.

   Antonio Camprubí dio sobrenombre a la muestra: In Memoriam Joseph Beuys, realizando posteriormente en una de las salas un montaje de homenaje al artista alemán, fallecido algunos meses antes, mediante panel de madera estratificada con la imagen de Beuys, una larga tela blanca y un viejo reclinatorio de iglesia.

   Antonio Lechuga abordó la idea y desarrolló una pancarta que se colgó en la Torre del Reloj, realizada mediante pintura dorada sobre un largísimo crespón negro.

   Los alumnos del taller de grabado de la Escuela de Artes y algunos profesores se hicieron cargo de una serie limitada de carteles, mediante las estampaciones de una misma plancha matriz, empleando dos técnicas simultáneamente: la xilografía, que definía los mismos rótulos y una serie de monotipos diversos de imágenes, de aportación personal.

   Blas Quesada y Justo Doña se centraron en el montaje de la infraestructura de la exposición, que consistía en una estructura tubular y un sistema de iluminación que se encontraban en el local para uso de las distintas exposiciones que se iban suceciendo. Se les añadieron Antonio Lechuga y Nicolás de la Torre para la distribución de las obras en el espacio.


   Una vez que todo estuvo montado, se inauguró el día 21 de marzo de 1986. Estuvo abierta al público hasta el día 30 de marzo, con horario de 12 a 14 horas y 19 a 21 horas, los días festivos y de 19 a 21 horas los laborables.

   El éxito de la muestra fue brutal, los carteles que estaban expuestos en los establecimientos ubetenses fueron acaparados por el público y pocos autores pudieron recuperar su obra posteriormente.

  Lo primero que llamaba la atención era el gran tamaño y colorido de las obras de los pintores más jóvenes. Y las propuestas de técnicas mixtas, mezclando pintura con objetos, a lo que el público ubetense no estaba aún acostumbrado.

   Los pintores veteranos seguían en su línea. José Rodríguez “Pepe el Indio” no presentó su famosa temática, sino un retrato clásico. Y nos encontramos con la sorpresa de que muchos personajes de la ciudad también pintaban, como el guitarrista Pedro Rubio Maeso o Paco Castro que regentó “El Chinarrale”.


    Escrito por: Cecilio Aguilera  y Justo Doña.

     Algunos cuadros de la exposición colectiva "Úbeda Abierta":

Gregorio Camprubí. Plancha xilográfica
matriz para xilografía 60 x 40 cm.



Justo Doña. "Sin título". Óleo sobre lienzo.
 Obra destruida no se tienen referencias de dimensiones






Nicolás de la Torre. "Mano y corazón".
Acrílico sobre lienzo 162 x 130 cm.




José Yerpes. "Noción de amor".
Óleo sobre lienzo 165 x 120 cm.
Domingo Molina. "Dama de sueños".
Óleo sobre tela 200 x 170 cm.



Antonio Camprubí.