Buscar este blog

martes, 7 de agosto de 2012

70-15.-LA TASCA "EL CHINARRALE"


     Francisco Castro Cortegana más conocido por  “PACO EL CHINARRALE” es un sevillano, antiguo empleado de Telefónica, que fue trasladado por motivos de trabajo a Úbeda en el año 1974, es un hombre de inquietudes  culturales y políticas, militante del Partido Comunista de España. Cuando llegó a la ciudad enseguida contactó en el bar Barella, con la gente afín a su sensibilidad.

     ANTONIO SIERRA, miembro de el GRUPO ALBERCA fue encargado, por su agrupación del PCE, para que contactara con PACO, habían recibido de CCOO la comunicación de que un destacado miembro del sindicato y del partido se instalaba en la ciudad. En una visita  de los ALBERCA, ANTONIO SIERRA y JOSÉ PINEDA  a la casa que PACO se estaba acondicionado vieron las grandes posibilidades del local y en ese momento cogieron una "maceta" (martillo que usan los albañiles para demoler), tiraron un tabique y delimitaron el posible espacio para bar y salón cultural.

    Así, ayudado por los ALBERCA, como tenía mas valentía o más medios que los demás que eran estudiantes, se embarcó en un  proyecto que fue muy importante para el desarrollo de la cultura alternativa de Úbeda  y puso en marcha un espacio que además de ser un bar tenía amplitud suficiente para todo tipo de actividades culturales. Todo eso lo llevo a cabo en una casa antigua de de la calle Ancha con un “patio andaluz”  a la entrada, gran salón con chimenea y dos semisótanos abovedados. Fundo LA TASCA “EL CHINARRALE”.


Entrada a la "Tasca"
    La tasca estaba decorada con una mezcla entre rústica y psicodélica, con muebles antiguos, bancos de iglesia, pósters de cantautores y un fresco pintado por PEPE “EL INDIO”. En una alacena se encontraba el plato giradiscos en el que los clientes podían poner hasta 4 LPs, solo por una cara, por medio de un dispositivo en forma de columna que sujetaba los 4 LPs e iban bajando e iniciaban el audio cuando terminaba el disco anterior, una vez escuchadas las 4 caras A se le podía dar la vuelta y escuchar las 4 caras B. Se establecía una lucha de las distintas pandillas de clientes que solían ser monotemáticas en gustos musicales si alguien había puesto unos discos otro llegaba y los cambiaba, antes de que llegaran a sonar, con la consiguiente sorpresa y enfado del anterior.

      Aún así hubó algunos LPs que destacaron y sonaron mucho en la Tasca. “Desire” de BOB DYLAN, con su éxito “Huracán”,  “Ojala estuvieras aquí” de PINK FLOYD, “PACO IBAÑEZ en el Olimpia, “PABLO GUERRERO en el Olimpia”, CREDENCE CLEARWATER REVIVAL, LOU REED, SERRAT, LLUIS LLAC, JETHRO TULL y un largo etcétera de música de la época; cualquier cliente podía aparecer con su última adquisición para escucharla con sus amigos.


   Cuando el tocadiscos se estropeó de tanto trajín Paco instaló una gramola, que acabó teniendo fundamentalmente rock, en ella se escuchó a ROLING STONES, LED ZÉPELIN, THE DOORS, BOSTON, GENESIS, BOB MARLEY,  IMAN CALIFATO INDEPENDIENTE, una  fusión flamenco-jazz de AL DIMEOLA y PACO DE LUCÍA llamada “Persiguiendo al diablo por una carretera española”; VICTOR MANUEL tubo un gran éxito con una balada llamada “Solo pienso en ti” y sonó mucho su cara “B” “Digo amor y digo libertad”. Para el final de la década se oyeron algunas canciones de la “Movida” como “Chica de ayer” de NACHA POP.

     Pero la verdadera importancia de la Tasca estuvo en música en directo. JOAQUÍN SABINA vivió un tiempo en Úbeda a la  vuelta de su exilio en Londres hasta que hizo la “mili”, que tenía pendiente. En ese tiempo, casi a diario estuvo cantando en la Tasca, en conciertos improvisados rodeado por un corro de público entusiasta, Paco anunciaba el  evento a sus amigos diciéndoles “esta tarde va a cantar un tío mejor que PACO IBAÑEZ”. Se le recuerdan de esa época canciones como: “Mi vecino de arriba” o “Mi amigo Satán” también canciones que no ha grabado nunca como: “El blues de tu ausencia” o “El hombre de la calle”. Paco recuerda con especial pasión la que él llama “El día que corran los lagartos por el vientre de las marquesas” que posiblemente se llame "El gran día soñado".

    Cuando SABINA empezó sus primeras giras, fue trayendo a la Tasca a los compañeros con los que cantaba: JOSÉ DOLADO, JAVIER KRAHE, ALBERTO PEREZ, el chileno OSVALDO RODRIGUEZ etc. Paco solía grabar las actuaciones. Poco después de grabar a un trío riojano CARMEN JESUS E IÑAKI, en un accidente de tráfico, falleció CARMEN la cantante del grupo y su marido volvió a la tasca a recuperar la única grabación que existía de algunas canciones interpretadas por ella.

    Paco no recuerda el porqué, pero tenía en la Tasca una caja llena de bombines, pudieran ser para alguna chirigota de carnaval, una obra de teatro o algo así. La cuestión es que estaban allí estorbando y decidió repartirlos entre sus mejores clientes y amigos, por supuesto uno fue para JOAQUÍN. El no asegura que ese fuera el que luego utilizaría en sus actuaciones, pero piensa que, algo tuvo que ver en la iconografía SABINIANA. Aunque otros opinan que SABINA se trajo el bombín de Londres. 

    También LA TASCA  se distinguió como tablao flamenco, Paco era un gran aficionado y cantaba con el nombre artístico de “PACO EL CHINARRALE”. SABINA le dijo en una ocasión “cantas mejor que MANUEL GERENA, lo cual no tiene ningún mérito”. También pasó por allí CARLOS CRUZ, PACO ORTEGA y su hermana MERCEDES ORTEGA “LA RÚBIA” famosa cantaora de saetas ubetense, entre los guitarristas estuvo “EL PEREGIL”.


    En la Tasca se celebraban recitales de poesía; Paco recitaba de corrido “El romancero gitano” de LORCA, alguna exposición de pintura y todo tipo de eventos en esa línea.

     Paco recuerda como mientras servía comidas a los alumnos de la Academia de la Guardia Civil, hacía proselitismo de izquierdas ofreciéndoles el periódico prohibido del PCE “MUNDO OBRERO”. Y también haber abogado como testigo por algún alumno en falta ante sus superiores. El CHINARRALE, llego a ser muy apreciado por los guardias, aunque el Coronel, les había prohibido que entraran en la Tasca y en el Barella.

    Hacia el final de la década, el abuso del hachís, y el pasotismo que se implanto,  hizo que la convivencia en La Tasca se hiciera más difícil, había que llamar la atención a la gente para que no fumara porros, para que pagara todo lo consumido, con tanta molestia Paco cerró La Tasca en el año 80, eventualmente, por presiones de amigos se volvía a abrir, y así estuvo intermitentemente hasta el 83 que cerró definitivamente, dejando el testigo a los modernos disco-bares de la “Movida”.

   Escrito por: Cecilio Aguilera Nieto.


   Enlaces a Youtube de canciones inéditas de Joaquín Sabina grabadas en la Tasca en el año 1977: "A medio", "El blues de tu ausencia", "El hombre de la calle","Muerte de Federico" y "Ten cuidado".




6 comentarios:

  1. Tengo grandes recuerdos de la Tasca. En invierno, por una consumición, podíamos estar toda la tarde jugando a los dardos y además no pasábamos frio.

    ResponderEliminar
  2. Animo con este maravilloso blog.Muy interesante todo lo que contais. Enhorabuena y "palante".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero necesitamos los recuerdos de todos los ubetenses, todo lo que veas de interes y hayamos olvidado cuentanoslo. Gracias

      Eliminar
  3. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡que recuerdos!!!!!!!!!!, la cantidad de veces que escuché allí a Imán Califato Independiente.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta leer y con ello rememorar cosas y momentos que yo he vivido. Muchas gracias Cecilio por el buen rato que me has procurado leyendo esta crónica. Ah, por cierto, sólo una puntualización: el que nombras, Antonio Dolado, que murió el pobre por aquellos entonces (1983 u 84) de Leucemia, con treinta y tantos años, no se llamaba Antonio sino "José" Dolado (yo conservo el único disco que creo que publicó (Poemes et Chansons du XV siecle a nos yours). Un fuerte abrazo Cecilio, y te animo a seguir con estas crónicas.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la aclaración, yo no lo recuerdo, fue un nombre que me dio Paco

    ResponderEliminar